contacto piel con piel con el recién nacido

Método "mamá canguro": los beneficios del contacto piel con piel entre usted y su recién nacido

Es probable que durante el embarazo haya oído hablar de la importancia del contacto piel con piel, además de cuándo debe hacerlo y durante cuánto tiempo. Pero ¿sabía que aporta varios beneficios médicos de eficacia probada? Aquí repasaremos todo lo que debe saber sobre el método canguro y los beneficios del contacto piel con piel entre usted y su recién nacido.

¿Qué es el contacto piel con piel?

El contacto piel con piel, también llamado "método mamá canguro", consiste en colocar al recién nacido directamente sobre su pecho desnudo. Lo ideal es que el bebé esté prácticamente desnudo, a lo sumo con un pañal y unos calcetines o un gorrito para que esté calentito. De este modo, cuando su piel entre en contacto con la suya, se desencadenará una serie de beneficios en cascada.

Aunque es esencial que los bebés tengan mucho contacto piel con piel con sus madres, los padres o las parejas que no procrean también pueden adoptar el método de "mamá canguro" para potenciar los beneficios y fortalecer su vínculo con el bebé. No sucederá de la noche a la mañana, pero se ha demostrado que los períodos repetidos de contacto piel con piel tienen efectos positivos en todos los involucrados.

¿Cuándo debe iniciarse el contacto piel con piel?

Lo ideal es que adopte el contacto piel con piel tan pronto como sea posible después del parto. En un parto a término sano, podrá hacerlo independientemente de que haya dado a luz por vía vaginal o por cesárea. Sin embargo, si su bebé padece alguna enfermedad congénita o necesita atención médica inmediata por alguna razón, puede que tenga que esperar para empezar a aplicar el método piel con piel. Hable con su equipo médico sobre sus preferencias con respecto al contacto con la piel y al momento adecuado de incorporar el método, e intente incluirlas en su plan de parto. Los papás o las parejas que no procrean también pueden iniciar el contacto piel con piel con su bebé en cualquier momento después del nacimiento.

Los beneficios del método "mamá canguro" pueden ser más importantes durante el transcurso de la "hora dorada", que es la primera hora de vida de su bebé. Durante este período, justo después del nacimiento, sus hormonas están preparadas para generar una fuerte conexión química con su bebé recién nacido. Muchos profesionales de la salud lo entienden y le permitirán cargar a su recién nacido justo después del nacimiento para aprovechar estos beneficios.

¿Se puede practicar el método de "mamá canguro" en la UCIN?

El contacto piel con piel es beneficioso para todos los recién nacidos, especialmente los prematuros o los que tienen bajo peso al nacer. Sin embargo, en estas circunstancias, es posible que su bebé deba ingresar directamente en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Afortunadamente, en la mayoría de los casos, el equipo de atención de su bebé facilitará el contacto piel con piel tan pronto como sea seguro hacerlo.

La importancia del contacto piel con piel también se aplica a los recién nacidos que se encuentran en la UCIN, aunque es posible que deba hacer algunos cambios para adaptarse a las necesidades médicas específicas de su bebé. Puede que los bebés que tengan vías intravenosas o estén conectados a dispositivos médicos deban permanecer en su lugar por su seguridad, o quizás deba reducir la duración de cada sesión para priorizar la salud del bebé. En todo caso, el equipo de la UCIN la ayudará a superar cualquier dificultad para que pueda seguir beneficiándose del contacto piel con piel siempre que sea posible.

Beneficios del contacto piel con piel después del parto

El contacto piel con piel inmediatamente después del parto es estupendo tanto para la mamá como para el bebé. Tenga en cuenta los siguientes beneficios del contacto piel con piel para animarse a dedicarles tiempo a los mimos.

Regula la temperatura del bebé.

El metabolismo del cuerpo genera calor que se irradia a través de la piel; sin embargo, los sistemas internos de su bebé aún están en desarrollo. Lo interesante es que los estudios han demostrado que los pechos de la madre realmente se adaptan a la temperatura del bebé. Por lo tanto, si su recién nacido tiene frío, su calor corporal aumentará para ayudar a mantenerlo calentito; si su recién nacido tiene calor, su temperatura corporal disminuirá para evitar que se acalore. A pesar de que algunos estudios sugieren que la regulación de la temperatura corporal en hombres puede tener un efecto similar, no se ha investigado ni documentado con la misma profundidad, y aún persiste cierto grado de escepticismo al respecto. De todos modos, los muchos otros beneficios nunca deben desalentar la participación de su pareja.

Estabiliza el ritmo cardiaco y la respiración del bebé.

Cuando su recién nacido está acurrucado contra su piel, su ritmo cardiaco y sus patrones de respiración se estabilizan. Las investigaciones han demostrado que los bebés que tienen contacto piel con piel tienden a tener una frecuencia cardiaca y respiratoria más estable que los que no lo tienen. Y esto puede contribuir a mejorar su salud general.

El contacto piel con piel después del nacimiento contribuye a regular el azúcar en sangre del recién nacido.

El contacto piel con piel puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, por lo que se reduce el estrés y se promueve una lactancia más efectiva. Cuando su bebé está tranquilo y cerca de usted, tiene más probabilidades de prenderse al pecho y alimentarse bien, con lo que contribuye a mantener su nivel de azúcar en sangre dentro de límites saludables. Esto es especialmente importante para los bebés en riesgo, como aquellos nacidos de madres con diabetes gestacional.

Mejora el vínculo entre la madre y el bebé.

La cercanía física propia del contacto piel con piel estimula el vínculo afectivo entre usted y su bebé. Este momento de intimidad les dará a ambos la oportunidad de familiarizarse con los olores, los sonidos y el tacto del otro. La liberación de oxitocina, a menudo conocida como "hormona del amor", durante el tiempo de vinculación también fortalece la conexión y puede favorecer un apego más estable.

Fomenta la lactancia.

Los bebés que practican el contacto piel con piel tienen más probabilidades de prenderse bien al pecho y de prolongar la lactancia, lo que contribuye a mejorar su nutrición y su salud. Esto favorece la salud del sistema inmunitario y el desarrollo del tracto digestivo del recién nacido. También contribuye a la liberación de hormonas esenciales que favorecen la producción y la bajada de la leche.

Ayuda a su bebé a aliviar el estrés.

Mantener a su bebé cerca de su piel reduce sus niveles de cortisol, lo que puede ayudar a aliviar el estrés y a disminuir la aparición de cólicos. Este efecto calmante no solo contribuye a que su bebé se sienta más seguro y contento, sino que también favorece su salud y desarrollo integral. La disminución del estrés permitirá que su pequeño duerma mejor y que, además, tenga una digestión más eficiente y un sistema inmunitario más fuerte.

Mejora la sensación de seguridad y protección.

El contacto piel con piel le brinda a su bebé una sensación de seguridad y protección. Este contacto estrecho imita el ambiente del útero, y ayuda a que el recién nacido se sienta protegido y querido. Estos sentimientos son fundamentales para el desarrollo emocional de su bebé y pueden fomentar mejores hábitos de sueño y bienestar general.

Reduce el riesgo de depresión posparto.

El contacto piel con piel también puede tener importantes beneficios para su salud mental. La liberación de oxitocina promueve sentimientos de felicidad y relajación, lo cual puede ayudar a reducir el riesgo de depresión posparto. Sin embargo, si presenta algún signo o síntoma, es importante que busque ayuda profesional.

Consejos para mejorar el tiempo de contacto piel con piel

Para aprovechar al máximo el tiempo de contacto piel con piel con su recién nacido, tenga en cuenta los siguientes consejos.

  • Dúchese siempre antes del contacto piel con piel, o al menos asegúrese de que la piel de su pecho esté limpia.
  • Intente ponerse algo cómodo que pueda abrirse fácilmente por delante. Si lleva sostén, deberá quitárselo para que el contacto piel con piel sea óptimo.
  • Colóquese al bebé sobre el pecho en posición vertical. Apoye la cabeza del pequeño a un lado de su tórax, contra su pecho. Sostenga a su bebé en posición de cuna para que se mantenga estable.
  • Aunque su bebé debería estar (casi) desnudo, un gorro y unos calcetines pueden ayudar a mantenerlo calentito. También conviene que lleve un pañal para evitar cualquier accidente desagradable.
  • Considere la posibilidad de colocar una manta abrigada sobre su bebé para mantener su espalda cubierta durante el contacto piel con piel después del parto. De este modo aumentará la sensación de seguridad y protección.
  • Trate de descansar y relajarse. Respire con normalidad, cierre los ojos y limítese a disfrutar del tiempo con su bebé. Relajarse juntos es una excelente manera de reforzar el vínculo entre padres e hijos y también puede contribuir a regular las hormonas asociadas con el bienestar.
  • Regálese suficiente tiempo y oportunidades de contacto a lo largo del día. Si bien no podrá tener a su bebé contra su piel todo el día, programar varias sesiones le permitirá maximizar los beneficios.

Detalles que debe evitar al tener contacto piel con piel con su bebé

También hay algunas cosas que debe evitar cuando aplique el método "mamá canguro" con su recién nacido. Las más importantes son las siguientes:

  • Guarde sus dispositivos electrónicos y apague la televisión. Concéntrese en su bebé y deje que oiga los latidos de su corazón y su voz mientras lo calma dulcemente.
  • Evite el contacto piel con piel si tiene alguna herida abierta en el pecho, signos de sarpullido, herpes labial o cualquier otra irritación que pudiera transmitirse al recién nacido.
  • En ninguna circunstancia debe fumar antes o durante los contactos piel con piel. El humo indirecto es sumamente dañino para usted y su bebé, y los efectos de la nicotina pueden provocar un aumento en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial.
  • Tómese un descanso de su rutina de contacto piel con piel si está enferma. Su bebé necesita tiempo para desarrollar su sistema inmunitario y, aunque la lactancia puede ayudarlo, estar en contacto muy estrecho durante periodos prolongados puede aumentar el riesgo de que se contagie sus gérmenes.

Para ayudarlo a mantener a su familia en crecimiento, Byram Healthcare ofrece una amplia selección de extractores de leche con cobertura de seguro  para madres primerizas y embarazadas. Consulte nuestra selección de productos y comience hoy mismo con nuestro sencillo proceso de tres pasos para hacer su pedido.