Mujer embarazada que hace yoga.

 

Cómo estimular su salud prenatal

Si piensa quedar embarazada o ha concebido un bebé recientemente, la salud prenatal es de suma importancia. Si bien las vitaminas y los minerales son vitales para cualquier individuo sano, se debe enfocar en ellos aún más durante el embarazo. A fin de ayudar al desarrollo de su bebé, necesitará más ácido fólico, hierro, calcio e incluso proteínas. Sin embargo, su dieta es solo una pieza del rompecabezas prenatal. Hay varias cosas que debería hacer para mejorar su bienestar general y reducir el riesgo de complicaciones en el embarazo. Para ayudarla a empezar, se presentan a continuación algunos de los mejores métodos para estimular la salud prenatal. 

 

11 maneras de estimular la salud prenatal

Hay algunas cosas vitales que puede hacer en casa para ayudar a mejorar su salud prenatal general. La siguiente lista está destinada a servir de guía, pero cada mujer es distinta. Siempre comente los cambios en su dieta, su régimen de ejercicios o los medicamentos (recetados y de venta libre) con su doctor con antelación.

1. Consuma alimentos nutritivos

Una de las mejores maneras de fomentar la salud prenatal es mantener una dieta sana y equilibrada a base de ingredientes ricos en nutrientes. Una de las maneras más sencillas de hacerlo es intentar llenar el plato con frutas y verduras de distintos colores y comer alimentos integrales y no procesados. También debe incluir una abundante cantidad de cereales integrales, proteínas magras, productos lácteos con bajo contenido de grasa e incluso un poco de pescado.

Si bien debe evitar los peces con alto contenido de mercurio, otros tipos de peces le pueden proporcionar los ácidos grasos omega 3 esenciales para el desarrollo fetal. También trate de evitar las bebidas con un alto contenido de azúcar y los alimentos procesados lo más posible.

 

2. Consuma la cantidad correcta de calorías

Probablemente, ya haya escuchado el dicho: "Ahora debe comer por dos" si está embarazada. Si bien es una buena forma de justificar la ingesta de porciones más grandes, este dicho se puede malinterpretar de una manera peligrosa.No debe duplicar su ingesta calórica; su bebé no necesita esa cantidad de calorías.

Durante el primer trimestre, en realidad no necesitará ingerir ninguna caloría adicional. Durante el segundo trimestre, debería aumentar la ingesta calórica entre 300 y 350, y durante el último trimestre se recomienda ingerir 450 calorías adicionales por día. Las cantidades varían según cada persona, por lo que debe hablar con su doctor para comprender mejor sus necesidades.

 

3. Absténgase del consumo de alcohol y tabaco

Seguramente ya lo sepa, pero el alcohol y el tabaco son extremadamente peligrosos para su bebé. Teniendo en cuenta el fundamento científico actual en cuanto al daño que el alcohol, el tabaco y las drogas le pueden ocasionar a su bebé, no debería tener ninguna duda en cuanto a ser indulgente en el consumo de estas sustancias durante el embarazo. Si consume alguna de estas sustancias, puede aumentar el riesgo de que su bebé sufra trastornos del espectro alcohólico fetal, síndrome de muerte súbita infantil y varias otras afecciones intelectuales y de desarrollo. También aumentan las posibilidades de dar a luz un feto muerto, y simplemente no vale la pena correr estos riesgos. 

 

4. Tome vitaminas prenatales

Tomar vitaminas prenatales es una excelente manera de mantener el cuerpo nutrido con todo lo que necesita para sustentar un desarrollo fetal saludable. Sobre todo, debe tomar por lo menos 400 microgramos de ácido fólico por día. Si usted está planeando quedar embarazada, comience a hacerlo de antemano para lograr mayores beneficios. El ácido fólico ayuda a reducir el riesgo de defectos en el tubo neural, y los suplementos y alimentos fortificados en folatos son fáciles de sobrellevar.comience su pedido

5. Ajuste sus medicamentos

Hay millones de personas a las que se le han recetado medicamentos en todo el mundo, algunas de las cuales son necesarias para el funcionamiento diario. Sin embargo, ciertos medicamentos pueden afectar el desarrollo fetal. Si bien esto no significa que tendrá que abandonar el tratamiento de sus afecciones subyacentes durante el embarazo, es importante trabajar junto a su doctor para determinar cuáles medicamentos son seguros y cuáles no. Si los medicamentos que debe tomar pueden dañar a su bebé durante el embarazo, su doctor hablará con usted sobre las opciones alternativas.

 

6. Evite ciertas comidas

Los antojos durante el embarazo son reales, pero esto no significa que sean buenos para la salud. Debe evitar ciertos alimentos a toda costa, ya que pueden contener sustancias o bacterias dañinas. Esto incluye cualquier tipo de pescado o marisco crudo o exótico (p. ej., sushi y ostras), el queso blando o no pasteurizado, carnes o huevos crudos o exóticos, ensaladas preparadas previamente, salchichas y fiambres, brotes crudos y cualquier tipo de jugo o leche no pasteurizados. 

 

7. Evite la exposición a sustancias tóxicas

Algunos químicos y sustancias deben evitarse durante el embarazo, en especial el plomo, la radiación y ciertos químicos o solventes. Se demostró que todas estas sustancias aumentan el riesgo de problemas de desarrollo o complicaciones en los bebés. Durante el embarazo, también debería tratar de adoptar un régimen de limpieza más seguro (o pedirle a su pareja que realice ese tipo de tareas). Si tiene un gato, evite entrar en contacto con la caja de arena para gatos para reducir el riesgo de toxoplasmosis.

 

8. Limite la ingesta de cafeína

Algunos estudios sugieren que un alto consumo de cafeína durante el embarazo puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo. Para mayor seguridad, trate de limitar la ingesta a un máximo de 200 miligramos por día. Esto es el equivalente a aproximadamente una taza de 12 onzas de café estándar. Sin embargo, muchas veces la cafeína se encuentra presente en otras comidas o bebidas, por lo que debe asegurarse de tener esto en cuenta a la hora de calcular la ingesta diaria.

 

9. Muévase

Estar activa durante el embarazo es una excelente manera de estimular la salud prenatal y reducir el aumento de peso innecesario. Si ya hace ejercicios regularmente, debe poder continuar haciendo la cantidad normal de actividad física al quedar embarazada. Sin embargo, si no suele hacer ejercicio, no comience a hacer nada extenuante ni excesivo durante el embarazo. Hable con su doctor antes de empezar un nuevo régimen de ejercicios y empiece con ejercicios suaves. 

 

10. Recuerde descansar

Es igualmente importante que escuche a su cuerpo y se permita abundante tiempo de descanso. Esto es especialmente importante en casos de embarazos de alto riesgo. Trate de reducir la ansiedad mediante técnicas de relajación profunda y no sienta que su día no fue productivo si se la pasa tirada en el sofá. Gestar un bebé demanda mucha energía, y está bien escuchar a nuestro cuerpo y descansar cuando lo necesitamos.

 

11. Vaya al dentista

Por último, asegúrese de programar un chequeo dental durante el embarazo. Las fluctuaciones hormonales y los cambios en la circulación pueden generar la inflamación de las encías y otras infecciones. Cuando no se tratan, pueden resultar en problemas graves. La visita al dentista es totalmente segura para su bebé durante el embarazo, pero puede obtener una confirmación adicional de parte de su doctor de ser necesario.

 

La importancia de las citas médicas prenatales

Uno de los pilares para asegurarse de que su salud va por buen camino es cumplir con las citas médicas prenatales. En estos chequeos, el doctor realizará algunas pruebas para controlar el desarrollo de su bebé, su salud general y hará pruebas de rutina para verificar cualquier complicación posible. La primera cita es un poco más intensiva para crear una referencia de su salud y asegurarse de que no tenga ninguna afección subyacente (p. ej., diabetes gestacional) o infecciones, pero las siguientes citas médicas prenatales se enfocarán en controlar su cuerpo y el desarrollo del bebé. Estas citas son una excelente oportunidad para consultar a su doctor sobre cualquier duda o preocupación que surja durante el embarazo.

Idealmente, si planea tener un embarazo saludable en el futuro, debe empezar a concurrir a citas médicas prenatales antes de concebir, lo que se conoce como planificación antes de la concepción, que la ayudará a usted y a su doctor a evaluar su salud y asegurarse de que su cuerpo esté preparado para el embarazo. Si no concurre a las citas médicas de planificación antes de la concepción, no se preocupe. Puede comenzar con sus citas médicas no bien descubra que está embarazada e igualmente tener un desarrollo normal y saludable.

Su doctor trabajará con usted para determinar la frecuencia de sus citas médicas prenatales. Un programa de cuidado médico prenatal típico incluye citas planificadas de la siguiente manera:

  • Desde la concepción hasta la semana 32: una vez cada cuatro a seis semanas
  • Desde la semana 32 hasta la semana 37: una vez cada dos a tres semanas
  • Desde la semana 37 hasta el parto: una vez por semana

 

Las mujeres que tienen embarazos de alto riesgo probablemente tengan citas más frecuentes, simplemente para seguir más de cerca el desarrollo y cualquier complicación potencial. Esto debería incluir a las mujeres con embarazos geriátricos y embarazos después de un parto prematuro. Hable con su doctor para determinar un programa de citas con el que se sienta a gusto y bien cuidada. Luego de establecer el programa de citas, es importante cumplirlo y no faltar a ninguna cita.

Para ayudarla en su maternidad, recuerde pedir un extractor de leche cubierto por su seguro médico a Byram Healthcare. Gracias a la Ley de Cuidados Asequibles (Affordable Care Act), todas las mamás recientes y futuras son elegibles para recibir uno sin que deban pagar nada de su bolsillo. Para obtener más información sobre sus opciones y comenzar el proceso de pedido, consulte nuestra guía de productos hoy mismo.